rostro perfecto2
Cuidado Facial

El secreto para un rostro perfecto

La iluminación lo es todo cuando se trata de aplicar maquillaje. Es probable que usted haya aprendido esta lección por las malas al aplicar lo que parecía ser un maquillaje perfecto en su cuarto de baño y, después mira su reflejo en otro espejo y descubrir que su maquillaje no luce tan sutil como pensaba.

rostro perfecto2

El secreto para un rostro perfecto

Existe un antídoto fácil a esos escenarios: la luz solar. La aplicación de maquillaje con luz natural prepara la cara para ambos los tubos fluorescentes y las velas, haciendo que los colores y el tono de la piel se complementen con una precisión absoluta. Cualquier momento entre el amanecer y el atardecer está muy bien, pero es mejor capturar la luz de una ventana para que ilumine su cara indirectamente. La mejor alternativa después del sol, es una lámpara de espectro completo que imita la luz natural.

Las lámparas halógenas son una buena opción, las cuales también emiten luz blanca. Ambas vienen como bombillas normales para el hogar y se pueden encontrar en la mayoría de las ferreterías y tiendas de iluminación, las de 40 a 75 watts funciona muy bien. Lo ideal es asegurarse de tener luz en los lados laterales del espejo. La luz del techo o la luz desde abajo son las peores ya que la primera crea o exagera las ojeras y y usted compensará con más corrector; la segunda exagera el área de la barbilla, lo cual resulta poco halagador. Evite usar los espejos de aumento.

Los problemas de colores se resuelven una vez que tenga la luz adecuada. La mayoría de los artistas de maquillaje recomiendan colores cálidos y neutros como el marrón, coral, rosado, gris, y un rubor y lápiz labial claro para el día. Usted no quiere una textura gruesa, así que evite bases y contornos para hacer su nariz más pequeña o sus mejillas más delgadas. Por la noche, hay espacio para jugar con tonalidades más audases como el verde, azul, rojo, dorado, púrpura. Utilice una sombra gris y plateada si quieres acentuar sus ojos y delineador negro para destacarlos o haga un estilo ahumado, con cualquier color. No se limite a reglas, experimente con colores y mantenga su maquillaje sutil de día y más dramático de noche.

Ejercite precaución cuando utilice bases y polvos que reflejen la luz. Estos productos tienen partículas pequeñas que pueden irritar la piel sensible o asentarse en los poros y hacer que parezcan más grandes. Usted puede iluminar el rostro, pero sin exagerar con el brillo. Usted debe calcular dónde desea la luz, por ejemplo, en el punto más alto de los pómulos o en el centro de los labios, de manera que se refleje allí y en ninguna otra parte. Aún así, el brillo que deslumbra en la noche puede ser un exceso para el día. Cuando se trata de maquillaje, poco es definitivamente mejor que demasiado.

 

También puede gustarte...