Manos y Pies

Cómo Limpiar las Uñas Después de una Manicura

Por mucho cuidado que tengamos al pintarnos las uñas, normalmente terminan con esmalte en sitios que no deberían tener color. Siempre nos preocupamos por hacer los bordes de las uñas perfectas, lo cual, como comprenderá, puede ser difícil con una manicura en casa. Pero, por suerte, limpiar su manicura es facilísimo y obtener un acabado profesional es súper rápido.

manicure

Cómo Limpiar las Uñas Después de una Manicura

En este artículo vamos a compartir algunos consejos para limpiar sus uñas después de pintarlas. Estos métodos deberían ayudarle a eliminar el exceso de esmalte en sus cutículas y sus alrededores con facilidad. Además, este método es mucho más preciso que usar un isopo. 

Paso 1: Lo que necesitará:

  • Un par de toallas de papel 
  • Acetona
  • Un pincel delineador de ojos en ángulo
  • Una buena crema hidratante para las manos

Aunque no debemos usar acetona a menudo para quitar el esmalte en su totalidad, es más rápido y más fácil de usar para la limpieza de manchas.

Paso 2: Secado, lavado, hidratación

1. Permita que sus uñas se sequen muy bien, por lo menos 15 minutos después de la última capa de esmalte.

2. Pasado el tiempo, lave las manos y fote el exceso de esmalte, mientras lava. El agua evitará que el esmalte se corra a menos que utilice demasiada presión.

3. Una vez que haya terminado, hidrate con un par de capas. Frote bien, para quitar el exceso de esmalte. Además, usted debe tener cuidado con sus manos después de hacer una manicura.

Paso 3: Utilice el pincel delineador para eliminar el exceso de esmalte

1. Ponga dos toallas de papel y doble una de ellas un par de veces para limpiar el pincel.

2. Vierta un poco de esmalte de uñas en una tapa de botella. Sumerja el pincel, y escurriendo el exceso en el borde de la tapa. Arrastre el pincel a lo largo de los bordes de las uñas, limpie en las toallas de papel después de cada uso.

3. Repita hasta que tenga las uñas perfectas.

Asegúrese de enjuagar el pincel en agua caliente cuando haya terminado, de lo contrario la acetona lo endurece y lo arruina para la próxima vez. A veces el esmalte deja un residuo calcáreo, pero normalmente desaparece después de volver a lavar e hidratar sus manos.

También se recomienda el uso de agua tibia para quitar el esmalte de uñas excesivo en una pedicura, quitar el exceso al final de una ducha es muy fácil. Simplemente frote suavemente con un paño y tendrá las uñas de los pies perfectas.

Cuanto más utiliza esta técnica, más rápido la va a dominar. Usted puede quitar todo el exceso y lograr una manicura perfecta una vez que se acostumbra.